¿Es agua dura o agua blanda para hacer café?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:cómo
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

A lo largo de los años, la cultura de beber café ha llegado a ser reconocida como una necesidad humana. Ya no es un lujo o una indulgencia, es un placer. Es el corolario de la energía humana y la eficiencia humana. A primera vista, el café es una bebida bastante simple de preparar: solo agregue granos de café tostados y molidos, seguidos de agua caliente.

Sin embargo, la ciencia de obtener u obtener el mejor café sigue siendo esquiva. Esto ha sido durante mucho tiempo un misterio para muchos productores de café, y muchos amantes del café encuentran muy difícil lograr el equilibrio perfecto al hacer el mejor café posible.

Para la taza de café perfecta, los científicos del café estudian casi todo: a saber, las técnicas utilizadas para tostar el café, la proporción de agua a café y el método de moler el café. Hoy, echamos un vistazo más de cerca al ingrediente más importante: el agua.

La mejor agua para hacer café.

Pregúntele a cualquier amante del café si el tipo de agua es importante para su café y cada uno de ellos (léase: debería) dirá que sí. Si bien muchas personas piensan que el agua es un ingrediente impuro, el agua en sí misma contiene muchos minerales que pueden afectar el sabor del café.

Esto ha llevado a los investigadores a identificar un factor como un avance científico para tomar un buen café. Esta es la calidad del agua.

El agua puede cambiar las características del café. Puede potenciar su acidez, o eliminarla por completo. Puede aumentar o disminuir el cuerpo, cambiando la extracción. Afecta cómo horneamos y cómo elaboramos cerveza. El sabor ideal de la bebida se logra con la cantidad adecuada de minerales en el agua y café de alta calidad. Pero los minerales se acumulan en la superficie interna.

El agua tiene un gran impacto en el ciclo de elaboración y el sabor final del producto final. El agua debe contener una cierta cantidad de minerales para desarrollar un sabor agradable y ayudar a extraer los aceites de los granos de café. Sin embargo, ciertos minerales pueden endurecer el agua, lo que puede ser tanto bueno como malo para la bebida. Para garantizar agua de alta calidad constante, la filtración es la mejor solución.

Mucha gente piensa que el agua es el ingrediente más importante del café, ya que constituye el 98 por ciento de la bebida, pero es mucho más que eso. No es solo un «ingrediente» agregado a las semillas de café tostadas: el agua es el solvente que extrae los compuestos de sabor de las semillas. Tiene un efecto muy positivo. Para que los compuestos de sabor se disuelvan en agua, el agua tiene que formar enlaces químicos con los sólidos de las semillas y llevárselos.

 La química del agua en el café: un estudio científico

Los ablandadores de agua eliminan los iones metálicos como el calcio, el magnesio y el bario. A través del intercambio de iones, este proceso reemplaza los minerales en el agua con sodio. Un buen café necesita estos iones metálicos para unirse a las moléculas de sabor en el café molido.

El agua es rica en minerales como el calcio y el magnesio, mientras que el café contiene altas cantidades de minerales naturales y más de 700 compuestos aromáticos naturales. También vale la pena señalar que tenemos agua dura que contiene magnesio y agua blanda que contiene o es rica en sodio, que la mayoría de los ablandadores de agua utilizan para eliminar las impurezas. Esto llevó al químico Christopher Hendon de la Universidad de Bath a centrarse en el efecto de diferentes tipos de agua en la extracción de sustancias químicas, en particular seis sustancias químicas involucradas en el sabor del café.

Analiza la relación entre la calidad del agua y los parámetros específicos del café tostado para producir una bebida de la más alta calidad y gestionar las variaciones en el sabor del café. En su investigación, descubrió que el magnesio en el agua dura se adhiere al eugenol, una sustancia química que se encuentra en el café, lo que le da al resultado un sabor realmente agradable. El estudio también encontró que los ablandadores de agua de uso común pueden aumentar los niveles de sodio en el agua. Los estudios han encontrado que los niveles altos de iones de magnesio pueden mejorar el proceso de extracción del sabor del café de los granos de café, aunque los niveles altos de bicarbonato son perjudiciales para el sabor.

calcio y magnesio

El calcio y el magnesio son metales que se disuelven en agua como partículas cargadas (Ca2+ y Mg2+). La carga positiva es importante porque la mayoría de los compuestos de sabor en el café tienen carga negativa cuando se disuelven en agua, lo que significa que son atraídos por los iones metálicos cargados positivamente. Por cierto, si has escuchado «agua dura», no significa whisky. Quiere decir agua con mucho calcio y magnesio.

Extracción de auxiliares de magnesio, calcio y sodio

Los iones de magnesio en el agua ayudan a extraer notas afrutadas agudas, el calcio enfatiza las notas más pesadas y cremosas, y el «tampón» actúa como lo opuesto a las notas ácidas más agudas.

El magnesio tiene el mayor impacto en la extracción, el calcio tiene un impacto levemente menor y el sodio tiene un impacto aún menor. Aunque cada ion actúa de manera diferente en fuerza, el balance de acción es aproximadamente el mismo.

El agua rica en magnesio es mejor para extraer los compuestos del café, y el sabor final depende únicamente del equilibrio correcto entre los niveles de iones y bicarbonato en el agua.

carbonato

El carbonato también es otro ingrediente importante, ya que tiene la capacidad de absorber ácido, por lo que ayuda a mantener estables los niveles de ácido: bloquea el ácido cuando hay demasiado ácido y lo libera nuevamente cuando no hay suficiente ácido. Los carbonatos también juegan un papel en la salud del equipo. Esta es una espada de doble filo. Un poco de carbonato es útil ya que une los trucos de equilibrio del ácido, pero si hay suficiente calcio, el calor promoverá la formación de carbonato de calcio.

Al preparar café, el objetivo en mente es siempre la perfección. La mayoría de las personas parecen recomendar su propio proceso para una extracción óptima, pero la calidad del agua juega el papel más importante en el tipo de café al final de la infusión. Así como las personas combinan el vino con ciertos tipos de alimentos, también lo hace el agua y el café que prepara.

proporción de café a agua

Hay una cierta proporción de café y agua, y la proporción óptima es de 17,4 unidades de agua por 1 unidad de café. Esta proporción le dará los mejores resultados ya que los sólidos se disolverán en el café. El espresso no tiene nada que ver con el amargor, la cafeína, el nivel o el contenido de tueste, sino con la proporción de café y agua.

Temperatura óptima del agua para un café perfecto

También se debe considerar la temperatura del agua utilizada. En la mayoría de los casos, es mejor mantener la temperatura del agua entre 90°C y 96°C para una extracción óptima. Cuando se usa agua fría, el café se aplana y se extrae poco, mientras que el agua demasiado caliente puede hacer que el café pierda su sabor característico.

La cantidad de tiempo que el agua está en contacto con el café molido es otro factor que se debe considerar. No sobre-extraer o sub-extraer. La preparación del café es una extracción selectiva por solventes. Las semillas contienen sustancias químicas deliciosas y algunas realmente desagradables. Todo el truco con la elaboración de cerveza es dejar que su solvente recolecte los buenos y dejar el resto en el paquete. Usamos la temperatura todo el tiempo para cambiar las propiedades del solvente en el café.

Preparar un gran café es una ciencia

También es un arte. Una vez que comprenda la mecánica del proceso de elaboración de la cerveza, puede elaborar un programa que funcione mejor para usted.

En conclusión, se puede hacer que un buen café sepa mal, pero nunca se puede hacer que un mal café sepa bien. Por supuesto, todo depende de cómo domines la ciencia detrás de la taza de café perfecta.

Deja una respuesta